Rejuvenecer tu marca: cómo hacerlo, cómo no y ejemplos útiles

Por Mónica Ortega
rejuvenecer una marca

Uno de los motivos por los que puede que te estés planteando un rebranding es que quieras rejuvenecer tu marca para acceder a una nueva generación de público. Esto puede ocurrir porque tu público haya envejecido y migrado hacia otras marcas, obligándote a buscar nuevos clientes. O tal vez se deba a que tu modelo de negocio está pivotando para ampliar su mercado hacia un público más joven.

Sea cual sea el motivo, lo primero que debes tener claro es que un rebranding orientado al rejuvenecimiento de tu marca supone mucho más que encargar un logo más moderno. Para hacerlo con éxito, necesitas trazar una estrategia completa que incluya:

Definición de tu nuevo (o nuevos) buyer persona

El primer paso para saber cómo conectar con un nuevo público es conocerlo a fondo. En este post puedes ver cómo crear el retrato robot de tu comprador ideal paso a paso.

Definición de tu nueva línea editorial

Una vez que tengas claro cómo es tu buyer persona, estarás preparado para empezar a hablarle en su idioma. Es el momento de dar forma a la voz de tu marca a través de la creación de un lenguaje propio, un tono concreto y una forma de expresarte coherente con el público al que quieres llegar. Debes trabajarlo bien para encontrar el equilibrio entre la identidad de tu marca y esa nueva voz. La impostación se huele de lejos y sólo conseguirá alejar al público al que quieres llegar.

Y ojo, no pienses solo en la publicidad. Cualquier material de comunicación, ya sea externo o interno, debe ser coherente con esta nueva línea editorial. No tiene sentido que te dirijas a un público joven y que ante una duda por correo electrónico le contesten con un ‘Apreciado Sr. González…”

Creación de la nueva identidad

Sí, aquí ya hablamos de identidad visual: nuevo logo, renovación estética de packaging, oficinas, locales comerciales, página web, etc… Pero también hablamos de cambios mucho más profundos, que afectan a la cultura empresarial o incluso a la digitalización. Porque si estás contactando con un público acostumbrado a desenvolverse en el mundo digital, no vas a ser tú quien le arrastre de vuelta a lo analógico. Atender sus demandas y expectativas va a suponer la incorporación de herramientas que antes no te habías planteado, como por ejemplo un CRM. Y tu equipo deberá aprender a gestionarlo.

Un ejemplo de cómo no rejuvenecer tu marca

Si te saltas todos los puntos anteriores, es muy probable que tu ‘branding rejuvenecedor’ se quede en algo así:

Por qué no funciona:

El spot trata claramente de llegar a un público más joven que el que venía utilizando su colonia, pero claramente no se ha realizado ningún ejercicio de construcción de ‘buyer persona’ creíble. Párate a pensar en cuántas personas conoces que ronden la treintena y salgan por la noche vestidos así, visiten locales como los del vídeo y bailen como el actor que supuestamente representa a esa generación joven a la que la marca pretende dirigirse. Primer error.

El segundo fallo es el propio hombre maduro que dirige el anuncio. Su tono de voz, su forma de expresarse y su aspecto no terminan de concordar. De nuevo, todo parece impostado y poco natural.

Y ul´timo error: el packaging. Si no conoces la marca, hasta el final del anuncio no tienes muy claro si lo que hay en el frasco es para perfumarte o para limpiar los cristales del baño, una evocación que no resulta muy atractiva cuando hablamos de cuidado personal.

2 ejemplos de cómo sí rejuvenecer tu marca

El primer ejemplo seguro que ya lo has visto, en su versión gráfica o en este vídeo. El planteamiento de Lacoste sobre el papel no puede ser más parecido al del vídeo anterior, pero el resultado, como puedes ver, es muy diferente:

Por qué sí funciona:

Por muy abstracto que te parezca, trabajar bien tus buyer persona conduce a resultados como este. Tanto el adolescente como la señora mayor parecen ‘de verdad’, y tanto la propia escena como la música resultan actuales, simpáticas y cercanas, con un punto de humor. La generación de más edad se siente identificada con un artículo icónico que lleva usando toda la vida, mientras que la más joven ve una prenda de calidad, atemporal y adaptable a su estilo personal.

Y todo, sin moverse de un único escenario que, además, cede el protagonismo al producto.

El segundo ejemplo que te planteamos tiene algo más de tiempo, pero seguimos recordándolo como un ejemplo de buena práctica en lo que a rejuvenecimiento de marca se refiere:

Por qué sí funciona:

De nuevo, vemos a las buyer persona de la marca reflejadas con naturalidad. Y las acompaña un mensaje empoderador, transmitido en un lenguaje sencillo, que conecta con las expectativas y miedos que han atravesado a las mujeres durante varias generaciones respecto a su imagen corporal. Si tuviéramos que ponerle un pero, tal vez habríamos elegido una voz más madura para la locución.

Esperamos que estos ejemplos te sean útiles si te estás planteando llevar a cabo un rebranding con el que rejuvenecer tu marca. Como ves, se trata de un trabajo donde es necesario tener muchos factores en cuenta, y nuestro objetivo es ayudarte a que no se te escape ninguno. Consúltanos si necesitas ayuda para definir un nuevo camino para tu empresa, de esta o de cualquier otra forma que tenga que ver con el marketing.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRAS NOTICIAS






Marketing coach con método markeitng

Pin It on Pinterest