El valor de la marca para la empresa

Por Virginia Borges
la marca como valor intangible de una empresa

¿Te has parado a pensar alguna vez cuál es el valor real que tiene tu empresa? ¿Cuánto pagarían por ella si quisieras venderla? Hasta hace relativamente pocos años, el valor se medía de acuerdo a lo que tenías: locales, maquinaria, dinero, equipos…

Sin embargo, en los últimos años esto ha cambiado considerablemente y lo intangible ha cobrado un mayor valor. Vamos a analizarlo en detalle.

Qué son los bienes tangibles e intangibles de una empresa

Los bienes tangibles de una empresa son aquellos que se pueden ver y tocar. Decíamos:

  • Inmuebles, locales en los que la empresa realiza su actividad, o que los tiene con cualquier otro objetivo (para alquilarlos, por ejemplo)
  • Flotas de vehículos (camiones, coches)
  • Maquinaria industrial que la empresa utiliza para su actividad.
  • Equipos informáticos y de almacenaje de datos.
  • Etc

Y bienes intangibles, sin embargo, son activos inmateriales:

  • La marca
  • El Know How, el saber hacer.
  • Los derechos de propiedad intelectual e industrial: patentes, etc.

El que sean inmateriales no significa que no se puedan poseer: la marca se registra, el conocimiento puede patentarse…

Su influencia en el valor de la empresa es indiscutible, y por eso son cada vez más importantes. Hoy superan incluso el valor de los intangibles. Porque. ¿qué piensas que vale más y le genera más valor a la marca de la empresa a largo plazo, el reconocimiento de la marca de NIKE o los ordenadores que usan para trabajar sus empleados?

La marca, el principal valor intangible de una empresa

Al fin y al cabo, los tangibles son activos que cualquier empresa puede poseer, pero que no suponen una diferenciación sustancial del resto. Los intangibles, por el contrario, sí generan diferenciación, esa que te distingue, que hace que seas fuerte y memorable. Y entre todos estos bienes intangibles, la joya de la corona es la marca.

Cuando hablamos de la marca como valor intangible, no nos referimos únicamente a su logotipo o su identidad visual. Éstos son importantes, y lógicamente deben ser protegidos mediante el registro de marca para que ninguna empresa más pueda aprovecharse de ellos. Pero no olvides que, en realidad, estos elementos son la expresión gráfica de una identidad mucho más grande, que engloba la conceptualización de los productos o servicios que ofreces, su posicionamiento en el mercado y todos los valores y propósito que hacen que esos productos y servicios sean totalmente identificables y diferentes de los de tu competencia.

Todo esto que estamos mencionando aquí, forma parte de tu marca. A todo esto nos dedicamos cuando decimos que hacemos “branding”, a trabajar todos los aspectos de la empresa.

El siguiente gráfico te da una idea de cómo ha ido creciendo del valor de los intangibles a lo largo de los años. Hoy se dice que el valor de los intangibles de la empresa supone el 75% del valor total. y que, dentro de este, casi la mitad corresponde a la marca.

image valor intangible de una empresa

Beneficios que una marca sólida aporta a la empresa

Viendo el gráfico está claro: Contar con una marca fuerte que respalde a tu empresa posee innumerables beneficios que van a impactar directamente en sus resultados a medio y largo plazo. Vamos a hablar ahora de las principales vertientes en las que puedes aprovechar el poder de una buena marca:

Comunicación

Seguro que quieres que tu marca sea una de esas que la gente está orgullosa de usar. Pues bien, las marcas así suelen diferenciarse por una buena comunicación. Y una comunicación coherente, creíble, capaz de enamorar quienes la usan hasta el punto de generar orgullo de pertenencia, solo es posible con una marca que ha definido previamente factores tan importantes como sus valores, su propósito o su personalidad.

Y ojo, porque esta comunicación no tiene efecto solamente a nivel externo. Una marca fuerte también facilita la comunicación interna y la construcción de una cultura empresarial sólida. Y una buena cultura empresarial, en la que tu equipo cree y confía, es la mejor base para convertirlos en tus mejores embajadores, cultivar su sentimiento de pertenencia y potenciar su productividad.

Atracción de talento

La cultura empresarial que hemos mencionado anteriormente no es algo que se queda entre las cuatro paredes de tu empresa. Cuando tus trabajadores están a gusto, no sólo son más productivos, sino que corren la voz. La consecuencia directa es que te va a resultar mucho más fácil atraer a los mejores, porque todos quieren trabajar para una marca sólida y alineada con sus valores.

Desarrollo empresarial

Desde la posibilidad de crear franquicias o licencias comerciales hasta abrirte puertas a la internacionalización. Todo ello es más sencillo si cuentas con una marca reconocible y respetada a la que preceda su buena reputación, porque aquellas personas con las que quieras hacer negocios ya no tendrán la sensación de ir a ciegas.

Longevidad

Según datos del FMRE, las empresas con una fuerte orientación de marca son un 27% más perdurables en el tiempo que aquellas que no prestan atención a su branding. El motivo es que, al cuidar este valor intangible, son mucho más resistentes ante las etapas de recesión y consiguen recuperarse más rápido una vez que estas finalizan.

Y por supuesto, números

Sí, sabemos que además de tener una marca admirable te preocupa tener buenos resultados con tu empresa. Y es exactamente lo que te traerá todo lo anterior. el margen de beneficios. Según datos del FMRE, una marca bien definida y posicionada:

  • Duplica su cifra de negocio y las posibilidades de liderar el mercado con respecto a otras empresas que no trabajan su marca.
  • Crecen un 43% más que estas otras a medio plazo.
  • Generan un 22% más de nuevos empleos.
  • Triplican su margen de ventas respecto al tejido empresarial que las rodea, consiguiendo un 40% más de rentabilidad con sus inversiones.
  • Presumen de contar con empleados cuatro veces más productivos que los de otras empresas de su entorno.

¿Qué tengo que hacer para potenciar mi marca como activo intangible de mi negocio?

Una marca fuerte no se construye de la noche a la mañana, pero siguiendo la metodología correcta puedes darle a la tuya el impulso que necesita para empezar a formar parte de ese valor intangible que te permitirá soportar mucho mejor los imprevistos, crisis y vaivenes del mercado.

Desde Método podemos ayudarte a darle forma a la tuya de diferentes maneras, adaptándonos a las características y presupuesto de tu empresa. Desde poner a tu disposición a un equipo de marketing completo que te ayude a construirla día a día, a asesoramiento personalizado o consultorías puntuales.

Si estás emprendiendo y quieres realizar ese proceso de construcción de tu marca desde cero, también puedes apuntarte al Reto de Marketing mentorizado que lanzamos el 1 de octubre. El objetivo es que en 55 días seas capaz de controlar tu marketing y tomar mejores decisiones respecto a tu marca. Para ello contarás con expertos en marketing que te acompañarán, revisarán y aconsejarán en cada una de las misiones del reto, para que puedas sacarles todo el jugo.

¿Te atreves con ello? Date prisa, porque sólo hay 15 plazas disponibles (era nuestro máximo para poder atenderos a cada uno tan personalmente como tu negocio se merece).

Puedes inscribirte aquí.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRAS NOTICIAS






Marketing coach con método markeitng

Pin It on Pinterest