Slogans de marca que perduran: ¿qué tienen en común?

Por Mónica Ortega
slogans de marca que perduran

Encontrar un buen slogan es para muchas empresas algo así como encontrar la piedra filosofal. Y es que aunque no sea imprescindible tener uno, es indudable la ventaja que supone contar con una frase tan potente que solo leerla o escucharla basta para conectar mentalmente a tu público con tu marca. Por eso nos producen tanta fascinación los slogans de marca que perduran, y soñamos con que el que creemos para nuestra marca pase a formar parte de ese selecto club.

Al contrario de lo que muchas personas piensan, dar con un buen slogan de marca no es sólo cuestión de originalidad. Tampoco es una especie de revelación mágica que te asalta mientras duermes. Crear un buen slogan de marca, como todo lo que tiene que ver con tu branding, requiere de un intenso trabajo previo y supone:

¿El slogan de marca se puede cambiar?

En principio, el slogan de marca es un elemento creado para durar. Y teniendo en cuenta lo complicado que resulta dar con uno que realmente cale en tu audiencia, la emocione y la comprometa con tu producto, ya te imaginarás que lo más inteligente no es andar cambiándolo cada dos por tres. Además, modificarlo con frecuencia despistará a tu público y hará que tu comunicación pierda la consistencia y el hilo conductor de los que puede beneficiarse dándole continuidad a un buen slogan.

Por tanto, el slogan de marca no debería modificarse a menos que existan razones de peso para ello. Estos son algunos de los casos en los que puede ser conveniente revisarlo y actualizarlo:

  • Has detectado que tu slogan de marca no estaba bien planteado. Si tu branding no ha estado en manos de profesionales desde el principio y has ido adaptando la comunicación de tu marca de acuerdo a tu intuición, es muy probable que aún no hayas dado con el slogan más adecuado para ella. En ese caso, te recomendamos partir de cero y confiar la gestión de tu marca a expertos en branding capaces de identificar su valor diferencial y plasmarlo en uno de esos slogans que perduran durante décadas.
  • Tu mensaje de marca se ha hecho irrelevante o perjudicial para la misma. Esto puede ocurrir en marcas de muy largo recorrido. Los tiempos cambian, y es posible que los valores, la manera de hacer las cosas o incluso los públicos a los que la marca se dirigía en un principio ya no existan o hayan entrado en el peligroso terreno de lo políticamente incorrecto. Es un reto al que sectores como el del tabaco o los alimentos ultraprocesados han tenido que enfrentarse, y que a veces pasa por un replanteamiento integral de su estrategia de marca, incluyendo el mensaje de la misma. En otras ocasiones puede ser una crisis de reputación la que motive este cambio. Vollkswagen, por ejemplo, renunció a su slogan ‘Das Auto’ (El Coche) después del escándalo del Dieselgate. En este caso concreto, la marca optó por no sustituir el slogan.

5 ejemplos de slogans de marca que resisten el paso del tiempo

Hemos seleccionado 5 slogans de marca que llevan años conectando con sus públicos a través de las emociones que evocan. Algunos de ellos nacieron como claims para una campaña concreta y funcionaron tan bien que se perpetuaron como un elemento permanente dentro de la identidad de marca:

  1. Just Do It. En 1988 Nike utilizó por primera vez uno de los slogans más icónicos de la historia. Una frase corta, impactante y capaz de inspirar a cualquiera que desee lograr algo a que, simplemente, lo haga.
  2. Redbull te da alas. Esta bebida energética debe parte de su éxito al divertido slogan con el que irrumpió en el mercado en 1992.
  3. Priceless (Mastercard). Este slogan convirtió algo tan frío como una tarjeta de crédito Mastercard en la llave para acceder a todo un catálogo de momentos emocionantes que, efectivamente, no tienen precio. El slogan se ha convertido en una parte tan importante de la marca que su programa de fidelidad terminó adoptando el mismo nombre.
  4. Rexona no te abandona. Más allá de la rima, que efectivamente en castellano da mucho juego, la marca de desodorante ataca a uno de los miedos más mundanos: el rechazo social a causa del olor corporal. La idea de que era fácil librarse de semejante peligro caló hondo en el público de los 90, resultando todavía perfectamente identificable en la actualidad (la marca continúa usándola como hashtag).
  5. Open Happiness. Coca Cola dio en el clavo al vincular su consumo a momentos de despreocupación y felicidad.

¿Qué ha hecho que estos slogans de marca hayan perdurado? ¿Cuál es su punto en común? Además de ser cortos, fácilmente recordables o dotados de cierta musicalidad, el factor principal que hace que funcionen es tan simple y tan complejo como la emoción. Todos ellos nos conectan con emociones que queremos sentir, y en cierto sentido, nos dotan de un superpoder: el de lograr lo que nos propongamos, el de resistir más, el de poder pagarlo todo, el de ser más atractivos o felices. La clave está en saber cuál es exactamente la emoción que te conecta con tu público, y expresarla de manera concisa, creativa y coherente con la personalidad de tu marca. Y no, no es fácil, ¡pero ay, cuando das con ello!

Como hemos señalado al principio, el slogan no es imprescindible para que una marca triunfe. Pero si quieres tener uno, es mejor que esté bien planteado y te apoyes en expertos en branding para dar con el que mejor encaja con tu marca y su público. Nosotros podemos ayudarte a través de nuestro servicio de consultoría especializada.

¿Has leído hasta aquí? ¡Gracias! Nos gustaría seguir creando contenido que te resulte interesante para mejorar tu negocio. Cuéntanos en los comentarios sobre qué te gustaría leer y nos ponemos manos a la obra con ello 🙂

¿No tienes claro en qué podemos ayudarte? Déjanos un mensaje

Contacto Blog

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest